Siempre representa un reto no acostumbrarse a lo que ocurre en Silicon Valley y pensar que el resto del mundo es como esta zona. Incluso muchos de los alumnos de la Universidad de Stanford tienen una especie de depresión al final de sus estudios en “La Granja”, como cariñosamente...