fbpx

Secretos de Silicon Valley Prólogo a la edición en español.

Secretos de Silicon Valley Prólogo a la edición en español.

A este libro, en su versión en inglés, lo recibí como regalo de uno de nuestros participantes, que acudió a Silicon Valley a un programa diseñado para empresarios acompañados por sus hijos que están en el momento de decidir qué carrera universitaria seguirán.

Al leerlo, me dí cuenta de que es precisamente el libro que hubiera querido escribir después de cumplir 5 años viviendo en la capital mundial de la innovación primero como emprendedor y luego como fundador de SV Links. Dado que ese libro ya fue escrito, y pensando al estilo Silicon Valley, preferí ponerme en contacto con la autora, traducirlo al español y comprar un buen número de ejemplares para regalarlo a los participantes que acuden a nuestros programas de inmersión a Silicon Valley con el objeto de aprender, inspirar y conectarse con este lugar.

Estoy convencido, después de haber visto varios casos de emprendedores extranjeros que han llegado aquí para desarrollar sus startups, que el estar presente aquí, en este lugar, representa un potencial gran beneficio para nuestros países de origen. En un principio, esta idea parece contraintuitiva y poco popular, sin embargo, casos como el de Skype, Waze y más recientemente Ooyala lo confirman.

Skype fue originalmente desarrollado en Estonia. Después, sus fundadores migraron a Silicon Valley, y con ello le dieron una proyección global a su producto y lograron una valuación cercana a los 10 000 millones de dólares para su empresa. Algunos miembros del equipo fundador son ahora inversionistas de capital de riesgo, mentores de nuevas empresas o bien volvieron a emprender. Buena parte de sus actividades las desarrollan en Estonia, pero sin perder la conexión con Silicon Valley. Por si fuera poco, Skype emplea a centenares de ingenieros allá en el país que los vio nacer. ¿Qué hubiera pasado si nunca hubieran salido de Estonia? Sin embargo, el hecho de haberse venido aquí a Silicon Valley a potenciar sus habilidades le trajo un gran beneficio a su país de origen. De hecho, el ecosistema emprendedor de Estonia se debe en buena medida a la historia de Skype.

Otro caso es Waze, el popular sistema de navegación vehicular, que nació en Israel. Unos años después de haber lanzado el producto al mercado, sus fundadores decidieron tener presencia en Silicon Valley mientras la mayor parte del equipo de ingenieros permanecía en Israel. A finales de 2013, Google pagó por Waze un poco más de 1 000 millones de dólares. Tuve la suerte de conocer a uno de los primeros inversionistas de Waze en Israel, quien me comentó que una partida nada despreciable de esos millones de dólares fue a parar a Israel. ¿Qué hubiera sucedido si los emprendedores nunca hubieran salido de Israel?

El caso de Ooyala es fascinante que amerita un libro por completo, pero en resumen se trata de una empresa que acaba de ser vendida en cerca de medio billón de dólares. Ooyala resuelve el problema de administrar, categorizar, analizar y convertir videos digitales a las empresas que generan estos tipos de materiales, como periódicos, revistas, canales de televisión. Dos de los 3 fundadores son de ascendencia mexicana quienes crecieron y se educaron en el Silicon Valley pero siempre mantuvieron una conexión afectiva y efectiva con México. Efectiva porque su segunda oficina más importante, con cerca de 100 empleados en su mayoría ingenieros, la tienen en México, y no sólo eso, generó un importante retorno de inversión a una de las personas que invirtió en Ooyala, precisamente a quien me regaló este libro cuando vino de México con su hijo a conocer, aprender y conectarse con la capital mundial de la innovación.

Afortunadamente, Latinoamérica está geográficamente cerca de Silicon Valley, y México sin duda está en una posición privilegiada. Desafortunadamente, al mismo tiempo, Latinoamérica está muy lejos del radar de Silicon Valley. Más de la mitad de las startups de Silicon Valley que reciben inversión, 53 % para ser más exactos, tienen su origen en emprendedores extranjeros, quienes como los de Waze o Skype vienen a ponerse a prueba aquí en el norte de California. Un buen porcentaje de ellos son de la India (28 %), les siguen los chinos (13 %), y luego los coreanos, vietnamitas y taiwaneses. Poco menos del 1 % son startup que tienen a un emprendedor latinoamericano dentro del equipo fundador. Por otro lado, de acuerdo al censo de 2014, por primera vez los latinos superan en cantidad a la población de “blancos” en California.

La mejor forma de hacer estas conexiones es mediante tres acciones: intercambio de capital, intercambio de propiedad intelectual e intercambio de talentos.

Para que esto suceda, primero hay que venir aquí, hacer conexiones, tejer la red y empezar a provocar interacciones con los emprendedores, inversionistas y organizaciones que existen aquí. Tal como lo plasmó Steve Blank: “Silicon Valley no son sus edificios, son sus interacciones”. Esta idea, sin duda, está muy bien explicada en este libro.

Espero que la lectura de este libro ayude, motive y eduque a los emprendedores, empresarios, inversionistas, académicos, gobernantes y a todos los líderes en los países de habla hispana para entender la importancia de estar conectados con los centros de innovación mundial y conocer el beneficio que esto puede tener para nuestra región.

Agradecimientos

Agradezco a la autora, Deborah Perry Piscione, el haberme ahorrado este trabajo de síntesis al haber escrito este libro, pero sobre todo, su gran apoyo a nuestra causa de conectar a empresarios, inversionistas y emprendedores de países emergentes con los polos de innovación en el mundo.

Tengo un agradecimiento especial para Chihiro Jameson, quien con su dirección y apoyo ha hecho posible la constitución de nuestra organización sin fines de lucro en los Estados Unidos, además de contribuir dejando su huella en este libro al diseñar la portada, aprovechando su exquisito sentido estético.

Agradezco a Gabriela Lemoine, una gran emprendedora, exalumna de SV Links de 2013, responsable de la traducción de este libro y con quien tuve la fortuna de trabajar mano a mano en este proyecto.

Equipo traductor al español del Libro “Secrets of Silicon Valley”

Sin duda, doy gracias a todo el equipo, directores y colaboradores de SV Links, que están haciendo posible inspirar cada vez más a emprendedores e inversionistas de los países donde trabajamos, ayudándolos a catalizar su espíritu emprendedor.

Agradezco sin duda a cada uno de nuestros participantes por inspirarme y por la oportunidad de pensar juntos en el futuro de Latinoamérica.

El libro ya se encuentra disponible en:
Amazon: http://amzn.to/1g8QarY
iTunes: http://apple.co/1GL1obR